El Efecto Leopi

 

Clásico. Te gusta alguien de tu escuela, de tu oficina, o de algún lugar al que puedes ir regularmente.

Entonces tu cerebro empieza a hacer películas de todo tipo, la película de la misión imposible de cómo conocerle, la película del rechazo trágico con su respectivo arrancamiento del corazón aún latiendo de tu pechito, la película romántica exitosa con mermelada y bombones, etc y todo esto sucede solamente en tu cabeza.

El clásico “ya me ví” con cara de borreguito emocionado.

Aquí pasa algo que muchos humanos pasamos por alto y resulta ser importantísimo, y es que no sabemos en que momento de su vida está el o la co-protagonista de esta historia de amor, yo le llamo “timing”. No sabes si sale con alguien, si tiene “freno de mano”, si está en medio de una tragedia familiar, si tiene mil problemas económicos, si está harta o harto del sexo opuesto, de hecho no sabes nada, vaya ni su segundo apellido. Duh.

Pues entonces resulta que dentro de tus películas hay una recurrente donde se te ocurre robarle un beso, decirle que te gusta, invitarla a salir, agregarlo a facebook, mandarle una notita, decirle lo que sientes y quien sabe cuanta misión suicida más. A esto sumémosle el agravante de infinidad de memes y opiniones de “amigos expertos” que te dicen: “dile lo que sientes”, “los besos no se piden, se roban”, “sé romántica y díselo en una cartita llevada por una mariposa” y 134,567 tonterías de ese calibre, error. No lo hagas.

Te voy a facilitar todas tus siguientes maniobras de iniciación de actividades rómanticas o friccionantes con alguien más.

 



Lo primero que tienes que hacer es averiguar su “timing”, (bueno, o lo más que puedas)


Si te gusta Renata y está enamorada de alguien más y se te ocurrre intentar algo vas a fallar y luego vas a estar todo flaco, cansado, ojeroso y sin ilusiones, o si a tí querida lectora te gusta JulioJosé y no sabes que es gay, pues… te sobran y te faltan partes mija.
Existen timings diferentes por temporada, día del mes, situaciones de esa semana, ex-parejas, parejas actuales que desconocemos, familia, dinero, trabajo, proyectos, problemas, etc

 

-pero.. ¿Cómo averiguamos eso Leopi?...

Pregúntale.

Si es alguien nueva o nuevo en tu vida, ejemplo:

"Oye y tu... ¿tienes novio? ¿novia? ¿esposo? ¿esposa? ¿20 gatos?... o eres acumuladora..."

listo. le preguntaste su status, pero lo disfrazaste con bromitas y  con más preguntas para suavizar lo fuerte que puede ser preguntar, y lo peligroso por que podrían mentirte solo para que no intentes nada.

Si es alguien que ya conoces de tiempo atrás y ya hay confianza, pregúntaselo casual en una plática, ejemplo:

"Oye y tu que pretendes de tu vida, algun día te quieres casar, ya estás curada de espanto, renunciaste a las relaciones, o que plan?

Recuerda que estos dos ejemplos son solo para averiguar status de relaciones pero falta averiguar timings económicos, hace cuánto cortoócon la última relación, por qué cortaron, timing de planes a corto y mediano plazo, si es que hay problemas familiares o de salud, que tan metid@ está en su trabajo, estudios, carrera o en su banda musical, etc

TODO INFLUYE.

Si logras averiguar lo más posible acerca de tu “proyecto - víctima” antes de intentar nada, te habrás ahorrado una posible rotura de corazón o de amalgamas, o habrás asegurado el éxito al saber que ahora (o tal vez en unos meses dependiendo del timing) era el momento ideal para actuar.

Para esto tenemos los modernos chismógrafos: Facebook, Instagram, Google, amigos en común, y la conversación directa pero sutil con la víctima.


¿Ya sabes el timing? ok. Ahora sí, proceda usted con cautela pero con estrategia, no quemes cartuchos ni te lanzes cuando el timing esta mal, y aunque el timing este bien, aun falta construir, hacer bromas ens erio y tener señales de interés, así que pian pianito querid@s.

Cuéntame aquí abajito ejemplos del buen o mal uso de timing en tu vida y a la mejor historia le regalamos alguito, digo es navidad, hay que dar. :D

Beso bajo el muérdago

Leopi

:D

 

Escrito por Leonel Castellanos — December 29, 2015

el SEMANAL

Hola queridxs leopiliebers! espero que estén llevando el año muy bien y que estén todos teniendo mucho éxito en el amorts. Les pido una disculpa por tardar tanto en escribir pero he estado luchando por no ahogarme en la terrible marea de trabajo, compromisos y hobbies que el 2017 trajo. Hoy quiero sentarme a platicar con ustedes sobre imagen en redes sociales. Este es un fragmento de mi libro “Deja de subir selfies por el amor de dios”, haciendo mención a los capítulos “quita la foto con el filtro de perrito urgentemente”, “el gym es para entrenar, no para sacarte fotos” y “ordena tu cuarto antes de andar que coquetx”. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 57