El Efecto Leopi


   Seguramente tienes una amiga o un primo que siempre dice: ¿Es que por qué siempre atraigo al mismo tipo de persona, siempre a un patán (gañán, barbaján, mujeriego, etc)? Mujeres y hombres preguntándose esto hay… millones. (entra música de terror)

   El por qué de atraer siempre al mismo tipo de persona tiene su razón de ser,  y la veremos en algún otro momento, pero el tema del día de hoy es: ¿Por qué siempre atraigo a patanes y cómo lo puedo evitar?, así que nos concentraremos en esto.
(Sugiero leerlo aunque no te haya pasado a tí,  para evitar que te pase y para poder ayudar amigas o amigos que estén en esta situación o repitan este patrón)

La cosa está así.

   Los hombres (también las mujeres, pero la verdad es que son más hombres los que hacen esto, así que me concentraré ahí) podemos llegar a convertirnos en patanes por diversas razones (obviamente yo no, yo soy San Leopi de las buenas intenciones, jiji). Puede ser por imitación a nuestros padres, puede ser por “timing” (herramienta de eL efecto Leopi), puede ser por problemas en general en la vida (estrés, diferencias con la pareja, alcohol, drogas, etc), pero sea cual sea el origen del problema, la mujer siempre puede evitarlo. Sí chicas, así es, hay esperanza, hay una luz al final del camino. (entra música esperanzadora de Diego Torres)

   Así que aquí te van las cosas que TU estás haciendo mal y que originan que un hombre se comporte así, y sus respectivas soluciones. Apunta, subraya y memoriza, habrá examen el Lunes. (hombres: lean esto, por que también aplica para nosotros, existen las patanas y podemos evitarlas)

Los hombres somos buenos para seguir reglas, pero para esto necesitamos que esas reglas se establezcan, si nadie las establece de una manera clara y enfática, interpretaremos tus acciones a nuestra conveniencia, por ejemplo: Si en una primera cita, me paso de copas de vino, o realizo cualquier acción que no sea un buen comportamiento para tí, está mal, pero es aún peor que tú no menciones y de cierta manera “castigues” ese mal comportamiento. Velo así:
  -Me pase de copas en nuestra cita, tú no me dijiste nada, ni te molestaste, ni mencionaste antes del incidente que eso no era un comportamiento aceptable para tí. ¿Que pasa entonces en mi cabeza cavernícola? Pues pasa que lo interpreto a mi conveniencia y digo: “ah, no me dijo nada de que me puse borracho en la cita, por lo tanto no debe haber problema, entonces si lo vuelvo a hacer no pasa nada”-. Sí, temo informarte que este patán en potencia es una co-creación de los dos involucrados, él y tú. Tranquila, respira.

    Ahora, si tú no estás segura de tí misma y no te valoras como el premio mayor, tesoro nacional, diosa inigualable y ultra creación máxima del universo universal, no vas poder poner estas “reglas apriori” o castigos a malos comportamientos fácilmente, y eso agrava la situación.

   Dime, ¿hiciste una investigación o análisis del sujeto en cuestión antes de salir con él? ¡No te quejes de que siempre atraes a un patán si nunca investigaste un poco acerca de la persona antes de salir con ella! Hoy por hoy tenemos los siguientes sistemas de investigación acerca de comportamientos, historial con exnovias, trabajo, responsabilidades, como trata a su mamá y demás, y son: facebook, twitter, google, amigos en común y las preguntas “trampa”.

   Cuando uno hace una “pregunta trampa” (y la razón es proteger a nuestro corazoncito de daños, ahorrar tiempo perdido y evitar caer en las redes de un patán), es legal. Un ejemplo de “Pregunta trampa” podría ser  que dentro de la plática casual de la cita o el encuentro, hagas una “confesión” de que alguna vez engañaste a un novio (aunque sea mentira), cuentas la historia así como en modalidad de que ya hay confianza con el sujeto para hacer confesiones, y ya que hiciste la tuya, haces la pregunta: ¿Y tú, alguna vez fuiste infiel? lo más probable (a menos de que sea un patàn profesional) es que te diga la verdad, pero aunque diga mentiras, si pones atención podrás empezar a calibrar a la persona por sus reacciones, y si dice la verdad tampoco quiere decir que el tipo siga siendo infiel o lo vaya a ser siempre, pero ya por lo menos le puedes empezar a medir comportamientos.

Cuando un hombre es el tipo de patán que está dispuesto a mentir y engañar para llevarte a la cama, sacarte dinero o alguna cosa así, hay algo importantísimo que debes considerar. El patán no va a invertir ni mucho dinero ni mucho tiempo en algo que no le interese en serio, así que sí mantienes el  ”parque de diversiones” o la “zona de distensión” cerrada por lo menos dos meses (¡osea si no hay sexo pues!), él tomará una decisión.

O sea, el patán pensará: “¿Sigo persiguiendo a esta chica o no? Ya me costó mucho dinero de varias salidas, no afloja, y además tiene una serie de reglas y exigencias que no van conmigo, se me hace que mejor ya paso a la que sigue” , ¡Voilá! te ahorraste al patán

Mientras el chico decente pensará: “Ella me gusta mucho, ella sabe lo que quiere y no le da miedo expresarlo, además es una chica bien y decente, no han habido intercambios sexuales, pero como me interesa mucho, creo que la esperaré a que esté lista”

Entonces mis queridos lectores y lectoras, aquí les van los 7 mandamientos de eL efecto Leopi para ahorrarse tiempo, dinero, esfuerzos, decepciones y roturas de corazón, ¿están list@s?  6 planas de esto de tarea:

1. Haz una lista de todas las cosas que haces bien, todas las bondades que tienes en tu físico y en tu mente y todos tus atributos buenos. Quiero que esa lista sea de 20 páginas mínimo, quiero que le recuerdes a tu cerebro  por que eres una Diosa, un bombón, un rey (no un mirrey ¿eh?, no se confunda) y por que cualquier persona se sacaría la lotería si te pudiera tener como pareja. Quiero que en la lista venga TODO (pon hasta tu gran capacidad para arreglar bien tus cajones) así, todo.

2. Haz una lista de todo lo que estas buscando en una pareja, hazla gigante también para que se te ocurra lo mas posible, después depúrala para que sean 2 páginas, y esas 2 divídelas en lo negociable y lo no negociable. Quiero creer que en tu lista de cosas no negociables que quieres en una pareja están: que tu pareja te quiera, te aprecie, te respete, te acepte como eres, trabaje o estudie o por lo menos se quiera superar, que sea una persona responsable, fiel, etc y en lo negociable tal vez podría estar si tiene pancita o no, si fuma o no, si le gusta el reggaeton o no,  o si le va al américa jejeje

3. Investiga lo más que puedas a la persona que vas a audicionar en la cita: facebook, twitter, amigos en común, etc  Piensa que es una audición para un empleo y tu eres el jefe que va a contratar. ¿No vas a contratar a alguien sin investigar, audicionar, interrogar y pedir referencias no? Pues así.

4. Antes de la cita recuerda todo esto y métete a un estado espectacular (esto viene en mi blog en www.elefectoleopi.com y en mi libro) y piensa que la otra persona está ahí para impresionarte, pon mucha atención a cómo te trata a tí, como trata a otras personas, a empleados, si te deja sola, si se pone a hablar en el celular, si se pone a chatear y no te escucha, haz “preguntas trampa” y ten en mente siempre lo que estás buscando en un hombre para preguntar de ese tema y platicar, siempre grabando la información en tu cerebro.

   Cuando puedas y venga al caso casualmente menciona las cosas que bajo ninguna circunstancia vas a tolerar (pero elegante, sonriendo y casual ¿eh?, tampoco queremos que se espante la otra persona que apenas te acaba de conocer y tu ya le estas poniendo las reglas del juego)

5. Recuerda que “el interés tiene pies”,  si no te llama , no te busca, no te persigue y demás,  hay 3 posibles razones para este comportamiento: O no le interesas lo suficiente, o tienes 6 amig@s con derechos, amantes, concubinas, o hasta “novias” y no le da tiempo, o solamente te quieren merendar.
(tranqui, en siguientes artículos aquí en www.ingridcoronado.mx  veremos las válvulas de escape para no sufrir ni pasarla mal por un “rechazo”)

6. No abras el “parque de diversiones – zona de distensión – tesorito – florecita”, ¡Osea no abras las piernas pues!  Por lo menos dos meses de salir con él tienes que ser una santa, y sólo hasta que el individuo haya pasado todas las pruebas en repetidas ocasiones.

7. Duda sí: No te presenta a sus amigos y no te saca con ellos, si no te busca por lo menos cada dos días, si no quiere salir y conocer a tus amigos, si solo quiere sexo, si hace cosas no negociables, si trata mal a las personas (quien sea), si no te da tu lugar, si te dice que no tuvo tiempo de contestarte o escribirte, si no cumple las reglas que pusiste, o si no te causa emoción y felicidad absoluta cada vez que lo vas a ver.

Recuerda también que siempre que alguien realiza un comportamiento no aceptable hay que castigarlo de alguna manera, que quede claro, que le darás, si así lo decides, otra oportunidad, pero no se va a ir así nada más, por ejemplo, si un día te deja plantada, además de decirle que es la última vez que lo vas a permitir, también dile que no lo verás hasta dentro de una semana por que estás muy molesta.

Por último, recuerda que si no es espectacularmente bueno y-o hace cosas malas cuando apenas está saliendo contigo, ya que sean novios (o peor aún esposos), no mejorará, ¡empeorará! Run forrest! Y si esta persona no te llena, ni es la indicada, ¡no te preocupes! Hay 3874653487545877 de personas solteras en el mundo, que también quieren conocer a alguien y evitarse a un patán…. NEXT!!!!!

Cuéntame tu mejor historia de una patanería que te hayan hecho, a la mejor historia le regalo alguito ;)

¡Besote!
Leopi
-:-)

    Para mas info, escribirme, preguntarme dudas, proponerme matrimonio, comentarios, productos: (libro, audios o videos), venir a cursos, y-o asesorías personales:


www.elefectoleopi.com


Leopi@elefectoleopi.com

www.facebook.com/elefectoleopi


Twitter:  @elefectoleopi

Escrito por Leonel Castellanos — October 14, 2012

el SEMANAL

Qué es la friendzone y cómo evitarla. por Marco Tulio Noceda. Hola animalitas y animalitos de la creación! Me da mucho gusto escribirles de nuevo. Ya empieza el frío, se vienen esas épocas en las que es muy cómodo y hasta necesario tener alguien con quien echarse a ver Netflix todo el fin de semana, así que nos enfocaremos en que consigas a esa persona suertudota de cucharear contigo (o que la que ya tienes no se te descomponga) Después del trago amargo que les hice pasar a todos mis queridos varones en mi publicación pasada, en esta ocasión me dedicaré a darles tips a todos aquellos hombres solitarios que van por la calle cabizbajos, a esos jóvenes y no tan jóvenes que han naufragado en el iceberg que las mujeres tienen por corazón, a todos los habitantes de la friendzone. Y bueno, sin más preámbulos, vamos a darle: CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 55