El Efecto Leopi

¡Uff! ¡Ahora sí se puso seria la cosa! pero aunque te asuste este título, es cierto. Los hombres perdemos interés después del orgasmo. Yup, y ¿qué creen? no es a propósito, no es mala onda, no es machismo, tiene una explicación, pero de todos modos, una disculpa de parte de todo mi género.

 



Escenario 1. Saliste con un chico por primera vez, te ganó la hormona, estaba demasiado guapo, llevabas mucho tiempo pura y casta, etc. El punto es que le abriste el parque de diversiones demasiado rápido, y el desaparece…so sad… (te mando un abrazito y te explico)

El solo buscaba eso y ya lo consiguió, bye.
Tal vez buscaba algo más pero no le diste tiempo de conocerte, de aumentar su interés intelectual o emocional, y el interés sexual, después del sexo, se desploma. Es como comer… panza llena, dejamos el restaurante. Difícil de entender para el género femenino, pero verdad absoluta para los “machínes”.
Te topaste con un predador cuyo objetivo es tener la mayor cantidad de mujeres con las que pueda tener sexo, ya lo consiguió aquí, va por la que sigue.

Escenario 2. Todo está bien, incluso tal vez ya estás en una relación, pero resulta que tu pareja, justo después del orgasmo se va a dormir, o no te quiere abrazar, o no quiere dormir contigo, o no te habla las siguientes 24 horas. ¡Qué no panda el cúnico!

El género masculino produce hormonas que tú no generas, una de ellas hace que nos de sueño después de la horizontalidad, no es que sea mala onda, ¡es que su cuerpo lo está mandando con Morfeo!.
  Además tú necesitas que te aseguren que el acto sexual fue algo más que atracción animal, creas un vínculo, de ahí la necesidad de la cucharita, de que te digan que te quieren, de hablar del tema y que te hagan cariñitos. Nosotros no. No te lo tomes personal, no lo es.

Escenario 3. Estos son un poco más extraños y bizarros que los anteriores, pero suceden. Hubo acción y en cuanto la fiesta se acabó, el festejado huyó. Posibles razones para este comportamiento:

Falló de alguna manera en el acto, está avergonzado, quiere salir de allí lo antes posible.
Culpa. Recuerda que nuestro cerebro reptil testosteronoso supera a nuestra consciencia, cerebro pensante, juez del bien y del mal, etc y él podría haber salido corriendo porque cree que lo que hizo no era correcto.
De plano no le gustó, lo intentó pero hubo algo que lo hizo salir corriendo. No te lo tomes personal, esto le pasa a todos y puede ser por cosas tan pequeñas o grandes como sus gustos, tus gustos, exigencias, maltrato, que le recuerdes a alguien, o hasta el tamaño de los pies. En gustos se rompen géneros. Busquemos a otro.
Se fue por algo que no tiene nada que ver contigo, ejemplo, estuvo contigo, se sintió mal con la ex con la que había peleado la semana pasada, salíó disparado de tu casa a buscarla.

Así las cosas de locas en estos días mis querid@s lector@s. No te preocupes, que alguien se vaya así, puede ser incluso bueno, que te ahorres pérdidas de tiempo, dinero y esfuerzo y que te de la oportunidad de conocer al amor de tu vida.

Espero que después de esto… no te vayas.
;)

 

p.d. ¿Quieres aprender más?

Hay curso en CDMX FEB 2 Y 3, Hay cursos grabados y en línea, hay asesorías personales presenciales o a distancia y TODO tiene descuento este mes! aprovecha, usa el código de descto NAVIDAD2018 :)

Escrito por Leonel Castellanos — December 18, 2018

el SEMANAL

¡Uff! ¡Ahora sí se puso seria la cosa! pero aunque te asuste este título, es cierto. Los hombres perdemos interés después del orgasmo. Yup, y ¿qué creen? no es a propósito, no es mala onda, no es machismo, tiene una explicación, pero de todos modos, una disculpa de parte de todo mi género. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 59