El Efecto Leopi

Así es mis lector@s querid@s, aunque normalmente la navidad y el año nuevo son épocas lindas y divertidas, para algunas personas son épocas difíciles, ya sea por nostalgia (extrañas a alguien o una época pasada), soledad (ya empezaste a comprar gatos), depresión, problemas y recuento de logros y fracasos del año (el cuerpo de playa no se logró otra vez y se pospone para el 2018). En castellano, en la cena de navidad nos ponemos a pensar que nadie nos quiere por que todas las amigas y amigos ya se casaron y tú no, o te deprimes de que ya no te quedan los jeans que te regalaron el año pasado, o que sigues sin comprarte el coche de los propósitos del 2017. Esa sensación de tristeza es a lo que algunas personas llaman los holiday blues.

 



Todos estamos expuestos a este efecto de fin de año, pero al mismo tiempo todos podemos hacer cosas para evitarlo, prevenirlo, arreglarlo o incluso ayudar a alguien, así que basta de pensar en canas o en nuevas lonjitas, vamos a las soluciones.

¿Cómo? Así mis chiquilines, así:

1. Recuerda tus bendiciones. Todos los días, antes de dormir, después de lavarte los dientes pero antes de rezarle al angelito de la guarda, recuérdate todas las cosas buenas que tienes, que haces, que eres y que incluso a alguien más le hayan gustado. Pueden ser cosas físicas, materiales, logros, premios, incluso cosas como el hecho de ser buena amiga, hermano, vecina, ser gracioso, inteligente, vaya hasta saber leer es un factor positivo de tu existencia en este planeta. Apúntalo todo, y léelo todas las noches por lo menos por un mes, si ni te alguna incomodidad llame al doc Leopi.

2. No te quedes sol@. Desde ya ponte a hacer planes y actividades con amig@s y a ver quien te invita a sus respectivas cenas, fiestas, posadas, bazares y todo lo que puedas encontrar que te mantenga ocupad@ y acompañad@. Muchas veces las personas se deprimen por culpa de la soledad. Soledad que les permite pensar en su soledad (valga la redundancia), fracasos, errores, edad, peso y todo lo malo que te pueda pasar por la mente. No te dejes. Que tu agenda de Diciembre este llena de cosas, estás a tiempo.

3. Viaja. Si de plano el punto anterior no se logra y las decoraciones de Santa Clos combinadas con el frío te disparan todas esas sensaciones negativas, vete a la playa. El calor y la ausencia de pinos, gordos vestidos de rojo (bueno esos sí hay pero en tangas rojas), renos y muérdagos harán que sea más difícil que te ataquen los holiday blues. Además es difícil deprimirse con una piña colada en la mano viendo gente jugar volleyball en la playa


4. Pide ayuda. Sí, aunque te cueste, te de pena, te duela o lo que sea, avísale a tus amigos, primos o vecinos que a ti te dan a veces los holiday blues, así ellos también te llamarán, invitarán, buscarán y ayudarán a evitar que te emborraches llorando mientras cantas “noche de paz”.


5. Haz actividades. Todas las que puedas. Ejercicio, clases, cursos, remodelación de casa, manualidades, servicio social e incluso trata de ayudar a alguien que padezca los blues. Te darás cuenta que al no tener  ni medio segundo libre, es difícil ponerse triste. Además si tus manualidades de fin de año son vendibles, en una de esas hasta transformas un problema en una oportunidad de negocio.



Bueno queridas y queridos, hagamos de este fin de año una gran época, ayudemos gente, pasémosla bien y disfrutemos como nunca porque uno nunca sabe cuánto va a durar aquí así que a prepararnos para la gozadera y la tragadera, ya después ponemos en las resoluciones la dieta y el ejercicio y así el 1er de Enero nos vemos en el gym… pero esta vez… cúmplelo.

¿Tienes más ideas de cómo evitar esto? Escríbelas aquí abajo, a la mejor idea le regalaré el libro nuevo HAZ QUE SUCEDA.

¡Feliz todo!
Leopi

 

P.D. CHICAS, SE ARMO EL 1ER CURSO DE 2018 EN CDMX! MAS INFO EN: https://www.elefectoleopi.com/products/curso-solo-para-ellas-nivel-1-cdmx-sabado-13-de-enero

Escrito por Leonel Castellanos — November 26, 2017

el SEMANAL

Así es mis lector@s querid@s, aunque normalmente la navidad y el año nuevo son épocas lindas y divertidas, para algunas personas son épocas difíciles, ya sea por nostalgia (extrañas a alguien o una época pasada), soledad (ya empezaste a comprar gatos), depresión, problemas y recuento de logros y fracasos del año (el cuerpo de playa no se logró otra vez y se pospone para el 2018). En castellano, en la cena de navidad nos ponemos a pensar que nadie nos quiere por que todas las amigasy amigos ya se casaron y tú no, o te deprimes de que ya no te quedan los jeans que te regalaron el año pasado, o que sigues sin comprarte el coche de los propósitos del 2017. Esa sensación de tristeza es a lo que algunas personas llaman los holiday blues. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 58