El Efecto Leopi

Hola chicos y chicas! Feliz navidad, 2015 y pronto Reyes! ¿Cómo me les fue en las festividades y en el festival del carbohidrato? ¿Me dejó algo Santa Clos en su arbolito? ok no... Hoy les voy a dejar aquí lo que santa y los reyes dejaron en mi casa para ustedes. Un chorro de información (por que si aún no la sabías tengo varios videos con harta información y si no has podido acudir a un curso presencial o comprar el video o audio curso esto es lo más parecido que vas a encontrar GRATIS!)

Este es tu regalito de Navidad atrasado y Reyes adelantado! que los disfrutes! ho ho hooo!

 

 

 

p.d. (1. Parte de esta información son recopilaciones de otros autores, como mi amigo Colombiano: Naxxos, como Gabriel Guerrero, Barbara y Alan Pease, Steve Harvey, Louanne Brizendine, Antonios Sanint, etc antes de que empiecen a gritar que sí derechos de autor y que no se qué, 2. Alguien me dijo que si leí el libro de Dale Carneguie y luego lo repliqué, y lamento informarles que no, no lo he leído, si el contenido es parecido es por que son herramientas de sentido común, nadie dijo que me iban a dar un nobel por descubrir el hilo negro de la conquista. ¿ok? y 3. Si no entiendes la terminología por ser demasiado Mexicana te invito a buscar la traducción en google, es gratis, o pregúntame)

:D

 

Por último, deja un bonito comentario que agregue información a los videos, en una de esas te ganas algún premio de eL efecto Leopi

:D

 

Escrito por Leonel Castellanos — January 05, 2015

el SEMANAL

Así es mis lector@s querid@s, aunque normalmente la navidad y el año nuevo son épocas lindas y divertidas, para algunas personas son épocas difíciles, ya sea por nostalgia (extrañas a alguien o una época pasada), soledad (ya empezaste a comprar gatos), depresión, problemas y recuento de logros y fracasos del año (el cuerpo de playa no se logró otra vez y se pospone para el 2018). En castellano, en la cena de navidad nos ponemos a pensar que nadie nos quiere por que todas las amigasy amigos ya se casaron y tú no, o te deprimes de que ya no te quedan los jeans que te regalaron el año pasado, o que sigues sin comprarte el coche de los propósitos del 2017. Esa sensación de tristeza es a lo que algunas personas llaman los holiday blues. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 58