El Efecto Leopi

 ¿Cómo les va amigos y amigas míos?

    Y cuando pregunto esto... ¡Realmente quiero saber la respuesta!

    Debido a que hace mucho calor, a que ya vienen las elecciones, las vacaciones, subió el dolar, y a que mi coche pasó la verificación, todos en las oficinas globales de eL efecto Leopi (osea los 4) hemos decidido lanzar un concurso MUNDIAL! (entran fanfarrias)

   Es muy sencillito. A todos los que ya leyeron mi libro, vinieron a un curso, utilizaron mis tips de eL semanal o de mi newsletter: eL efecto Leopi en tu mail, (subscríbete aquí) los quiero invitar a:

    Contarme una anécdota en donde hayan utilizado eL efecto Leopi para conquistar a alguien, para convencer, persuadir, seducir, atraer u lo que sea.    Quiero leer que usaron técnicas, herramientas, bromas en serio, contar historias, etc y que hayan logrado lo más posible en ese atrevido atrevimiento de lanzarse al vacío.

   Cuéntenmela como si la contara yo, quiero detalles, quiero que me hagan sentir que estoy viendo una película donde el personaje A se liga al personaje B de una manera espectacular y contado de una manera impresionante, o por lo menos se acerca y-o logra que se le acerque y planta la semillita ¿va?

   Habrán tres ganadores y lo más cool de éste concurso es que ¡TU escoges que ganas! ¡Puede ser un libro físico, un libro electrónico, una asesoría personal Nivel 1 o hasta una entrada a un curso!

    Así que mis queridos y queridas, tienen toda esta semana para comentar aquí abajito y poner su mejor historia de uso efectivo de El efecto Leopi, anunciaremos los ganadores el Domingo en la noche.

   A escribir!
:)

Escrito por Leonel Castellanos — May 30, 2012

el SEMANAL

Así es mis lector@s querid@s, aunque normalmente la navidad y el año nuevo son épocas lindas y divertidas, para algunas personas son épocas difíciles, ya sea por nostalgia (extrañas a alguien o una época pasada), soledad (ya empezaste a comprar gatos), depresión, problemas y recuento de logros y fracasos del año (el cuerpo de playa no se logró otra vez y se pospone para el 2018). En castellano, en la cena de navidad nos ponemos a pensar que nadie nos quiere por que todas las amigasy amigos ya se casaron y tú no, o te deprimes de que ya no te quedan los jeans que te regalaron el año pasado, o que sigues sin comprarte el coche de los propósitos del 2017. Esa sensación de tristeza es a lo que algunas personas llaman los holiday blues. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 58